La tecnología que de verdad evitará que te roben el coche

Sufrir el robo de tu vehículo es un problema todavía muy habitual en nuestro país. De poco sirve que expliquemos que para evitar un robo es necesario cerrar bien las puertas y ventanas o que aparcar en lugares peligrosos incrementa el riesgo.

En este artículo hablaremos sobre la única solución que impedirá que roben nuestro vehículo y lo recuperará en caso de que así sea. Te explicamos las tecnologías utilizadas para la recuperación que son efectivas y por qué no deberías confiar en ciertas tecnologías obsoletas.

Si los ladrones han evolucionado sus técnicas de robo, las empresas dedicadas a la recuperación deberían mejorar e innovar la tecnología utilizada. Recuperar un coche es una carrera de fondo que se basa en 4 pilares:

Tecnología

Viasat, anteriormente Detector, lleva más de 15 años dedicado a la recuperación de vehículos robados, ofrece un sistema líder en el mercado que es claro ejemplo de innovación y desarrollo.

En sus inicios utilizaba tecnología de radiofrecuencia, esta localiza el vehículo gracias a una red de antenas distribuidas por el territorio nacional que comunican cuando uno de los coches pasa cerca. Este modelo, exitoso y suficiente en su momento, ha quedado obsoleto. Mantener las antenas en condiciones óptimas es complicado y la recuperación queda condicionada a que el vehículo se acerque a una de ellas, evento poco probable.

La radiofrecuencia, tecnología todavía utilizada por otras empresas dedicadas a la recuperación de vehículos, tampoco es útil para la recuperación internacional por varios motivos. En primer lugar, requiere crear una costosa red de antenas propias en cada uno de los países en los que queramos recuperar un vehículo. Además, estaremos a expensas de que la frecuencia usada esté libre y pueda ser alquilada. De ser así, habría que llegar a un acuerdo con el Estado para disponer de esta frecuencia de forma exclusiva.

Es decir, si un coche robado es llevado a un país extranjero dependeremos de que ese país disponga de nuestra red de antenas propias y de que el vehículo circule cerca de una de estas.

El alto coste de mantenimiento y desarrollo, unidos a la tendencia de los ladrones de sacar el vehículo del país, hizo que Viasat, en ese momento Detector, dejase de lado esta tecnología obsoleta y crease nuevas formas de localizar y recuperar los vehículos.

Actualmente y teniendo en cuenta la tecnología disponible, Viasat combina varios métodos de localización presentes globalmente y dispositivos desarrollados en su fábrica de Italia.

Esto permite realizar con éxito recuperaciones internacionales y evitar que los ladrones inhiban los sistemas de seguridad y protección para vehículos de Viasat.

Experiencia

La experiencia es un factor clave para comprender la evolución de los robos y adelantarse a ellos. En primer lugar, tendremos que centrarnos en conocer cómo actúan los ladrones de vehículos. Por ejemplo, de nada serviría controlar los puertos nacionales si los ladrones suelen sacar los vehículos por carretera.

Los años dedicados a las recuperaciones han permitido a Viasat conocer cómo se llevan a cabo los robos y los pasos más habitualmente seguidos por ladrones de vehículos. Elegir un sistema de protección de coches y motos con amplia experiencia garantiza protección frente las técnicas más habituales.

Además de mejorar el servicio ofrecido, la larga trayectoria de Viasat en el mercado también ha forjado estrechas relaciones con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE). Estos son los encargados de ejecutar en última instancia las recuperaciones y se sirven de la información en tiempo real que les provee Viasat.

Internacionalidad

Formar parte de una compañía internacional y disponer de centros de operaciones y equipo de recuperación en Europa es especialmente útil. Son muchos los ladrones que tratan de sacar el coche del país y la coordinación internacional define el éxito de la recuperación.

Si bien el modus operandi de los ladrones de coches depende de cada país, en general Europa presenta patrones muy similares, la mayoría de los coches que son robados, son usados para cometer otros delitos, vender sus piezas o ser revendidos en el mercado negro. Estos métodos no son globales ni extensibles a cualquier parte del globo, los ladrones de Norte América o América Latina actúan diferente debido a la legislación vigente y las dimensiones de dichos países.

No es suficiente con importar la tecnología usada en estos, hay que adaptar los métodos, procedimientos y tecnología.

Servicios complementarios

Es importante tener en cuenta el alcance de la tecnología usada y ser consciente de que cualquier dispositivo o tecnología tiene limitaciones. Si el vehículo se oculta en un garaje subterráneo profundo es probable que se pierda la conexión independientemente de la tecnología usada.

Por esta razón, hay servicios añadidos que cobran especial relevancia, el equipo de rastreo es una de ellas. Este comprueba la localización del coche o últimas posiciones encontradas y se traslada a la zona para encontrarlo y esperar a que las FCSE realicen la recuperación. Los miembros de este equipo son agentes de campo que conocen la forma de actuar de los ladrones. De esta forma el vehículo está controlado antes de que lo desplacen a un nuevo sitio, garaje… o sufra cualquier daño.

Además, existe la posibilidad de que el vehículo no sea recuperado, sería un error no contemplar esta opción por muy eficaz que sea la tecnología usada. La mejor opción es complementar el servicio de protección antirrobo de vehículos con un Seguro de Protección. Con este seguro de pérdida pecuniaria, Viasat compensará la diferencia entre la indemnización de la compañía aseguradora hasta el 100% del valor a nuevo (PFF más transporte) del modelo de coche o el sustitutivo.

En definitiva, la clave para evitar que te roben el coche está en contar con un sistema antirrobo en constante evolución y desarrollo, una solución que aproveche su experiencia para crear sistemas eficientes y adaptados a la situación actual y concreta de cada país.

Contacta con nosotros 

COMPÁRTELO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

ARTÍCULOS RELACCIONADOS