Intermediarias financieras según Carlos Galiano, Técnico financiero en Viasat Telematics

¿Qué es una Intermediaria Financiera?

Una Intermediaria Financiera es una institución que va a servir como mediador entre diversas partes, (arrendador y arrendatario) para facilitar distintas transacciones financieras. A continuación, vamos a explicar cómo funcionan este tipo de entidades y qué ventajas pueden aportar a compañías enfocadas en el sector tecnológico.

 

¿Por qué utilizamos una Intermediara Financiera en nuestro día a día?

Son numerosos los motivos que nos llevan a usar en nuestro día a día una intermediaria como herramienta de trabajo, pero por encima de todos destacaríamos la eliminación del riesgo de crédito, ya que de esta forma nos evitamos un posible caso de impago por parte del cliente, debido a que el importe es percibido por nuestra empresa al principio de la transacción por parte de la intermediaria.

A continuación, vamos a explicar un modelo de intermediario financiero muy interesante para empresas tecnológicas, el Renting Tecnológico.

 

Renting Tecnológico, ¿qué es?

Un Renting Tecnológico es un contrato de alquiler de un bien, (en este caso un dispositivo de geolocalización GPS) en el que el arrendador va a ceder dicho bien, a cambio de que el arrendatario le pague una cuota periódica por la disposición de dicho bien y la prestación del servicio de geolocalización. Al finalizar el contrato, el arrendatario no tiene obligación de compra, pudiendo iniciar de esta manera un nuevo renting adquiriendo equipos nuevos, o bien, comprando los equipos que ha estado utilizando por su valor residual.

 

Ventajas del Renting Tecnológico a través de una Intermediaria Financiera

Vamos a ponernos en el lugar de cada integrante y explicar los beneficios de este tipo de operaciones para cada una de las partes involucradas.

Beneficios del Renting Tecnológico para las empresas

En primer lugar, como mencionamos al principio, el volumen total de la operación lo percibimos el día uno, en vez de estar percibiendo cuotas periódicas durante la duración del contrato de servicio, evitando así posibles situaciones de impago o retraso en los cobros por parte del cliente final.

En segundo lugar, al finalizar el renting con la Intermediaria Financiera si el cliente decide seguir con el servicio ofrecido, pasaría a ser gestionado de manera directa con la empresa, dejando a un lado la empresa intermediaria. A partir de este punto el cliente firma un contrato directamente con la empresa y el cobro de las cuotas periódicas es gestionado por la misma con la ventaja de tener un informe de solvencia y de riesgo del cliente realizado previamente por la intermediaria.

En tercer lugar, se bloquea el precio durante la duración del contrato de servicio. Los precios de mercado cada vez están bajando más y con esta figura bloqueas el precio de una transacción, no teniendo que competir con el precio del mercado que cada vez es más competitivo.

Finalmente, en cuarto lugar, la Intermediaria Financiera también nos ofrece clientes potenciales interesados en los productos ofertados.

Beneficios del Renting Tecnológico para la intermediaria

El beneficio obtenido se basa en percibir una cuantía monetaria superior a la aportada al principio del contrato. Este beneficio, lo obtiene de un interés que irá cobrando en cuotas periódicas al cliente final hasta la finalización del servicio.

Beneficios del Renting Tecnológico para el cliente

Los clientes podrán beneficiarse de las siguientes ventajas fiscales y ventajas económicas.

renting-financiero

Ventajas fiscales:

    • Deducción fiscal del IVA soportado. Las cuotas de IVA soportadas por el renting de equipos que constituyan bienes de inversión, se presumen que tienen una afectación relativa a la actividad empresarial.
    • Gasto deducible. La cuota de Renting es deducible hasta el 100% tanto para grandes empresas como para pymes y autónomos, en el Impuesto de Sociedades o IRPF, respectivamente, si se cumplen las especificaciones legales.

Ventajas económicas:

    • Mayor liquidez en tesorería, al ser contratos de alquiler, no es necesario ni realizar un desembolso inicial ni endeudarse para usar el dispositivo.
    • Libera recursos financieros, permitiendo una mayor capacidad de endeudamiento.
    • Seguridad económica, planifica mejor la tesorería al ser cuotas constantes e iguales.

 

 

carlos-galiano

 

COMPÁRTELO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

ARTÍCULOS RELACCIONADOS